Embalse de la Bolera

Al sur del Parque Natural, en el Término municipal de Pozo Alcón y al pie de su Sierra se encuentra el embalse de La Bolera.

Este embalse es para los poceños que aman la naturaleza, el emblema de nuestro pueblo.

Su principal atractivo, es estar rodeado de montañas y bosques, que bien podría pasar por un paisaje del Norte, aquí en el Sur.

El principal acopio de agua se lo da, el río Guadalentín de un entorno excepcional, con enormes desfiladeros horadados por las aguas y abundantes pozas, así como los arroyos Guazalamanco, del Vidrio, de la Venta y de la rambla del Almicerán.

Es curioso destacar, que uno de los grandes aportes hídricos al Guadalentín, es la Fuente que lleva su mismo nombre.

Se trata de un manantial que emerge de una cueva profunda, que queda cubierto por las aguas del embalse y que sólo se puede ver cuando los niveles de agua del pantano bajan notablemente.

Este manantial, fue considerado como el nacimiento del río de los Tartesos, actual Guadalquivir, por el griego, Estesícoro y por varios geógrafos árabes.

En su entorno hay varias zonas recreativas, como El Hoyo de los Pinos, dónde se puede pasar un día de picnic, la presa y los embarcaderos, en la parte derecha del embalse, a los que se accede por carretera, ideales para el baño.

La presa está levantada sobre la Cerrada de la Bolera, en el curso del Guadalentín, con unas paredes verticales de una gran belleza. Tiene una capacidad de 55 Hm. Cúbicos y 240 Has., de superficie.

Aparte de los usos tradicionales de los embalses, como dotar de agua potable al pueblo y para regadío, tiene unas posibilidades lúdicas, que lo hacen centro recreativo de la zona y marco ideal para competiciones deportivas, como el I Campeonato de Andalucía de descenso de Barrancos y lugar elegido para concentraciones de este tipo.

Campeonatos y concursos de pesca autonómicos, provinciales y a nivel local (siendo el pantano con más licencias de pesca de toda Andalucía), piragüismo, natación...